+34 644 71 80 97           bitahpsicologia@gmail.com

Afrontando el aislamiento con éxito

No podemos estar preparados para todo. A veces ocurren eventos que no podemos controlar y que nos obligan a cambiar nuestra vida. Y es entonces cuando debemos lidiar con la incertidumbre, las preocupaciones constantes y el miedo a lo desconocido. Estas emociones y pensamientos son normales en una situación extraordinaria, como un aislamiento sanitario, pero no debemos dejar que sean ellas las que controlen nuestra vida. Hay que tomar el control y seguir con nuestra vida, en la medida que podamos, con esos sentimientos y pensamientos negativos a cuestas.

Aislamiento sanitario

Un día te llegan noticias de un virus nuevo en un país lejano y no le das mucha importancia porque no te afecta. Al día siguiente te dicen que el virus se está acercando a tu país, pero como tampoco te afecta no prestas mucha atención. Pero llega un día en el que te informan de que el virus ya está en tu ciudad, y ahora sí, te preocupa que te pueda afectar. Ponen a todo el país es cuarentena y la situación ya es real para ti, porque ahora si te afecta directamente.

Es entonces cuando tu mente empieza a trabajar, buscando la manera de cuidarte y protegerte de los efectos negativos del virus. Para ello se pone a pensar mucho, mucho. Ya no es importante comer o dormir, lo importante para tu mente es pensar en una solución.

Pero no hay solución posible al alcance de nuestras manos y nos quedamos dentro de ese círculo de preocuparse, pensar que hacer para estar a salvo, preocuparse por estar mal, pensar en que puedo hacer para mejorar, preocuparse por estar todo el tiempo preocupado… Y ya estamos atrapados por nuestra mente.

Pasito a pasito

Empecemos dándole un poco de sentido a todo este caos.

No vamos a hablar de números ni datos técnicos, vamos a hablar de personas, reacciones emocionales y pensamientos. Cada persona es única y su situación también lo es, por lo que cada uno tendrá una experiencia diferente.

Los hechos reales

La realidad es que ha surgido un nuevo virus que se propaga muy rápido debido al contacto entre personas y que puede provocar la muerte en aquellos más vulnerables. A raíz de esto, el gobierno decidió imponer una cuarentena de aislamiento para evitar la expansión del virus y el daño a los más vulnerables. Tenemos que quedarnos en casa y salir solo para lo imprescindible. Algunos pueden trabajar fuera, otros trabajan desde casa y otros no trabajan más. Cada situación es diferente, pero todos sienten la incertidumbre de no saber qué es lo que va a pasar el día de mañana y el miedo a que se contagien nuestros seres queridos más vulnerables. No sabemos cuánto va a durar, o que va a ser de nuestra vida cuando esto termine, no sabemos muchas cosas.

Consecuencias psicológicas normales del aislamiento

Este aislamiento impuesto nos priva de la libertad que antes sentíamos. Ya no tenemos el control sobre nuestras vidas como antes, ¿y ahora qué? En estas situaciones van a aparecer una serie de reacciones psicológicas normales que irán cambiando conforme pasen los días:

  • Incertidumbre por el futuro
  • Sensación de impotencia
  • Miedo difuso permanente
  • Desconfianza
  • Malestar general
  • Búsqueda de culpables
  • Sentimientos de vulnerabilidad
  • Ataques de rabia
  • Episodios de llanto
  • Confusión
  • Necesidad de informarse constantemente

Todos estos síntomas son normales en una situación extraordinaria como el aislamiento sanitario obligado. Y aunque no sean agradables, van a permanecer con nosotros hasta que la situación se normalice.

Problemas psicológicos

Más allá de las consecuencias psicológicas normales ante un aislamiento sanitario como el que estamos viviendo, hay dos componentes de este que pueden generarnos mayores problemas: la privación de libertad y la sensación de vulnerabilidad.

Nuestra burbuja de libertad se ha roto de la noche a la mañana, ya no nos sentimos libres y llega la tristeza, la rabia y la ausencia de expectativas sobre nuestra vida. Debido a esta privación involuntaria realizamos conductas que nos permiten recuperar esa sensación de libertad, algunas conductas son aceptables socialmente, como el teletrabajo o la implicación en hobbies y, de hecho, son estas las que debemos promover. Otras conductas no son aceptables de ninguna forma, como romper el aislamiento de forma más grave, porque perjudican a la persona y a la sociedad. También hay personas que ni siquiera intentan recuperar esa sensación de libertad y se dejan llevar por la tristeza, desarrollando conductas depresivas y evitativas como la ingesta de drogas y el aislamiento social total.

Hay algo allí fuera que nos puede hacer daño, o a nuestros familiares y amigos más cercanos, y que no podemos controlar. Esto nos hace sentir vulnerables y temer por nuestra vida y las de nuestros seres queridos. Nos preocupamos cada día más. Esta sensación de vulnerabilidad nos lleva a realizar conductas reaseguradoras para recuperar el control sobre la situación. Buscamos información, tomamos medidas de protección recomendadas, protegemos a nuestras personas más vulnerables… Estas conductas son positivas, pero si las llevamos al extremo pueden llegar a generarnos un gran malestar. Dejarnos llevar por las preocupaciones nos lleva a la ansiedad, tomar medidas de protección de manera compulsiva nos puede llevar a un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Por lo tanto, nuestras conductas tienen origen en un sentimiento negativo que queremos paliar, y para ello podemos realizar conductas positivas para nosotros que conllevan un alivio del malestar. O realizar conductas negativas para nosotros y la sociedad que solo aumentan el sufrimiento. Tú eliges que hacer.

Consejos para afrontar con éxito el aislamiento

Ahora, entendemos mejor nuestros pensamientos y sentimientos, y sabemos que no tenemos control sobre ello porque son mecanismos instintivos enfocados en nuestra supervivencia. Pero también hemos comprendido que sí tenemos control sobre lo que hacemos o dejamos de hacer. Ahora sabes que tienes en tus manos el poder de afrontar con éxito el aislamiento sanitario impuesto y para ello te damos 6 sencillas pautas: “CREED en Valores” que son aplicables a todas las edades, desde los más pequeños hasta los más mayores.

C – Contacto social: mantén el contacto con tus seres queridos. Si convives con ellos, pasar tiempo de calidad juntos. Y con aquellos que se encuentran lejos, utiliza las nuevas tecnologías y habla con ellos.

R – Rutina diaria: sigue una rutina fija, a poder ser, similar a la que tenías antes del aislamiento. Reorganiza tus prioridades y recompénsate por seguir con la rutina, vale con un dulce o una ducha relajante.

E – Ejercicio: haz todos los días 10 minutos de ejercicio. Si entrenabas antes de la cuarentena, continua con tus entrenamientos. Si no hacías ejercicio antes, es buen momento para empezar y no perder musculatura ni condición física. Es tan sencillo como bailar o andar rápido por casa, lo importante es moverse.

E – Espacio para ti: reserva un espacio solo para ti. Para escucharte, para ver cómo estás, para pensar en ti. Puedes meditar, practicar mindfulness, escribir un diario de aislamiento o hablar contigo mismo/a a través de un espejo.

D – Dieta saludable: lleva una dieta saludable, baja en calorías. Evita la comida basura, toda aquella alta en grasas saturadas y en azucares procesados. Come verduras, fruta, legumbres y semillas.

en

V – Valores: en estos días de tormenta agárrate a tus valores. Los valores son la brújula de nuestra vida, son aquellos que siempre están con nosotros, en los buenos y en los malos momentos. La familia, la solidaridad, la belleza, la felicidad, la educación… Centra tu atención y tus esfuerzos en tus valores. Y si no sabes cuales son, este es un buen momento para encontrarlos y aprender a vivir una vida plena basada en tus valores.

No esperes más y pregúntate ¿qué puedo hacer hoy para sentirme un poco mejor?

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

- Últimas Entradas -

Viviendo con un maltratador, la historia de Raquel

“Al principio todo era perfecto. Lo amaba y confiaba en él al 100%. Nunca me imagine que nuestra historia acabaría así…
Cuando comenzaron las discusiones, no les di mayor importancia. Eran “peleas” normales de pareja…
Yo sufría, me sentía enferma e incluso tenía nauseas y dolores de estomago recurrentes, pero era como una adicción, no podía dejarle porque le amaba…”

Leer más »

¿Necesito ir al psicólogo?

La decisión de acudir al psicólogo es muy personal y no todo el mundo tiene claro si necesita o no ir al psicólogo. Puede que ni se le haya pasado por la cabeza la idea o qué tenga muchas dudas al respecto…
No todo el mundo necesita la guía de un psicólogo y no se es débil o se está loco por acudir a una consulta psicológica. En general, las personas acuden a nuestro centro buscando sentirse mejor consigo mismas y con sus vidas…

Leer más »

Los beneficios psicológicos de las vacaciones

Cómo nos gusta irnos de vacaciones, abandonar por unos días la rutina y desconectar de todo y de todos, dedicando unos días, solo y exclusivamente, a disfrutar y relajarnos. Ahora sabemos que las vacaciones son beneficiosas para nuestra mente y nuestro cuerpo, y ya no se consideran cómo una forma de excusarse del trabajo o vaguear. De hecho, hasta en las más grandes empresas se fomenta el cogerse unos días libres para disfrutar de las ventajas de las tres «D»: descansar, desconectar y disfrutar…

Leer más »

Metáforas sobre la psicoterapia

Las metáforas son herramientas muy útiles para los psicólogos porque nos ayudan a explicar conceptos complejos de manera comprensible para cada persona. Acercan los conceptos a las propias experiencias emocionales facilitando el recuerdo y la asimilación del aprendizaje.

En este artículo os dejamos 2 metáforas que hemos elaborado en terapia, para explicar la relación entre el psicólogo y su cliente durante la psicoterapia…

Leer más »

Bitah Psicología

  • Calle San Juan de la Cruz, 11. Ppal Dcha.
  • +34 644 71 80 97
  • bitahpsicologia@gmail.com

Contacta con nosotros

Copyright 2019 Bitah Psicología   

0 0 vote
Article Rating
error: El contenido esta protegido
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x