+34 644 71 80 97           bitahpsicologia@gmail.com

Duelo en tiempos de coronavirus

Durante nuestra vida, creamos lazos de amor con otros seres vivos: familiares, amigos, compañeros de trabajo o incluso mascotas. Entre ambos aparece un hilo que al cortarse, por cualquier razón, nos duele. Aparece un vacío en nuestro interior, nos sentimos perdidos, confusos y tristes, muy tristes.

La pérdida de un ser querido se considera cómo una situación traumática, porque deja una herida en nuestro interior, que a veces se cierra sola y otras necesita de un psicólogo profesional para cerrar. Si quieres saber más sobre traumas psicológicos, lee nuestro artículo “Traumas psicológicos: síntomas y consecuencias”

Cuando somos separados permanentemente de un ser amado, ya sea por su muerte, su marcha a otra ciudad u otras circunstancias, debemos aprender a vivir sin él. A convivir con ese vacío y tristeza por su falta. A este proceso se le llama duelo y cada persona lo vive de forma diferente. El duelo es un proceso adaptativo normal, no es una enfermedad.

Etapas del duelo

Aunque, si que hay unas fases comúnes por las que generalmente pasamos todos trás una pérdida. Trás la pérdida, aparece un shock, seguido de una fase emocional donde predominan emociones como el enfado, el miedo, la culpa o la tristeza, que varían en intensidad. Llega un momento, en el cual hacemos las paces con la pérdida y aceptamos la falta de nuestro ser querido. A partir de ahí, ajustamos nuestra vida a ese vacío y aprendemos a vivir con el recuerdo. No dejará de doler, pero aprenderemos a vivir con ese dolor agridulce.

En realidad, el proceso no es tan lineal como nos puede parecer y es más parecido a una montaña rusa con subidas, bajadas y vueltas. Un día te sientes bien y al siguiente no. Un día piensas que ya lo has superado y ya no te duele la pérdida y al siguiente aparece un episodio de nostalgia intenso.

Reacciones psicológicas normales en un duelo

El duelo es un proceso normal por el que todos pasamos al perder a un ser querido. Durante un duelo normal van a aparecer una serie de síntomas que variarán según la persona y las circunstancias:

  • Pensamientos confusos, aturdimiento. Sentimos nuestra mente como una nube, nos cuesta concentrarnos o prestar atención a las tareas cotidianas.
  • Tristeza profunda con episodios de llanto. La tristeza esta presente a lo largo del día, en ocasiones lloramos sin razón, estamos más sensibles y nos cuesta sonreír o encontrar un motivo de alegría.
  • Problemas de sueño (insomnio, pesadillas, sueño excesivo…). El problema más común es el insomnio, nos cuesta conciliar el sueño porque no paramos de darle vueltas a la cabeza. Pasamos las noches en vela o dormimos muy pocas horas.
  • Problemas de alimentación (falta de apetito, ansiedad por la comida…). Se nos va el apetito, no tenemos ganas de comer y menos aún de cocinar. Sentimos un nudo constante en el estomago que intentamos apaciguar con comida alta en azúcar o grasas.
  • Falta de energía, cansancio. El cuerpo nos pesa, nos cuesta levantarnos de la cama o del sofá. Sentimos un cansancio que se extiende por nuestro cuerpo y nos dificulta hacer las tareas que antes hacíamos.
  • Sin interés por hacer nada, apatía. Ya no nos interesa nada de lo que hacíamos antes. No queremos hacer nada.
  • Alucinaciones relacionadas con el ser querido perdido. A veces nos parece oír a esa persona que sabemos que ya no está o lo confundimos a alguien por su gran parecido.
  • Perdida del deseo sexual. Puede que ya no tengamos deseos de mantener relaciones sexuales con nuestra pareja.
  • Aislamiento social. No queremos estar con nadie ni nos apetece hablar con nadie. Solo queremos estar a solas sin nadie que “nos moleste”.

El duelo durante una crisis

Si de normal la muerte de un ser querido nos duele, en estas circunstancias provocadas por el virus covid-19 todo se incrementa. Esta situación nos obliga a decir adiós en soledad, sin el apoyo de nuestra familia y amigos cercanos. A veces, ni siquiera podemos despedirnos porque no podemos estar junto con el enfermo de coronavirus. No hay funerales, ni homenajes ni ritos de despedida, que nos ayuden a dar el último adiós, tan necesario para la elaboración del un duelo saludable.

Estas circunstancias provocan el proceso de duelo se complique y sea más difícil de superarlo. El duelo se queda “atascado“, guardamos nuestras emociones, la culpa y el dolor sin dejarlos salir porque no tenemos con quién compartir la carga o pensamos que no es el momento. El reto en este duelo es conseguir hacer las paces con la muerte, llorar sacando todo nuestro dolor fuera y recuperar el control de nuestras vidas. No es fácil y en ocasiones necesitaremos ayuda profesional. Pero, en estos casos, dejar pasar el tiempo sin hacer nada no suele ser la solución. Se necesita un psicólogo especializado en duelo que nos guíe en la elaboración del duelo.

Lo que diferencia el duelo patológico de uno normal es la intensidad de los síntomas, la duración de la reacción y la aparición de algunos síntomas que no se dan en el duelo normal, como son las alucinaciones persistentes o ideas delirantes. En las fases iniciales del duelo complicado suelen predominar los síntomas físicos, como pueden ser el insomnio, la fatiga y/o la pérdida de peso, pero con el tiempo se hacen más intensos y frecuentes los síntomas emocionales y psicológicos como la ira, la rabia y la angustia, así como la desesperanza o deseos de morir.

Consejos para afrontar un duelo

Desde el centro Bitah queremos ofrecer 7 consejos para afrontar ese duelo trás la pérdida de un ser querido. 

1 – Acepta la situación y tus emociones

Perder a un ser querido duelo, pero cada persona lo siente de una forma diferente. Todo lo que pienses y sientes es válido.

2 – Expresa todas tus emociones

Habla con alguien, escribe un diario, pinta, baila, haz deporte… Deja salir tus emociones, no dejes que te envenenen.

3 – Rodéate de personas cercanas

Compartir el dolor de la pérdida alivia el sufrimiento. Pasa tiempo con tu familia y amigos cercanos. Únete a un grupo de apoyo formado por personas que han pasado situaciones similares a la tuya y pueden comprenderte.

4 – Cuídate

No te olvides de ti mismo/a. Tratate con cariño. Cuida tu alimentación, tu higiene, tu descanso. Date un capricho y mimate. Te lo mereces.

5 – Busca un espacio para el recuerdo

Dedica un tiempo para recordar los buenos y malos momentos que habéis vivido juntos. Date permiso para pensar en tu ser querido y no olvidarlo.

6 – Vuelve a tu rutina diaria

Aunque no tengas ganas, no tardes en retomar tu vida cotidiana. Intenta no hacer grandes cambios en tu vida por el momento.

7 – Tomate tu tiempo

Cada persona es diferente. No hay prisa. Aunque quieras que el dolor termine pase ya, date permiso para tomarte el tiempo que necesites para procesar la pérdida.

¿Cuándo acudir al psicólogo?

Cualquier momento es bueno para ir al psicólogo, aunque no es obligatorio y va a depender de cada persona. Lo recomendable es ir cuando el nivel de sufrimiento es alto y afecta a diferentes áreas de tu vida (social, profesional, familiar…). Otras razones por las que se recomienda ir al psicólogo son: duración del sufrimiento alto mayor a un año, sentimientos de culpa o ira, pensamientos suicidas o aislamiento extremo.

En caso de duda o urgencia dispones de teléfonos gratuitos de atención psicológica:

– Bitah Psicología: 644 718 097 (de lunes a viernes de 9 a 20)

– Aragón: 876 036 778 (de lunes a viernes de 8 a 20)

– Cruz Roja: 900 107 17 (de lunes a viernes de 10 a 14 y de 16 a 20)

– Teléfono de la esperanza: 914 590 055 o 717 003 717

“Hay que ser muy valiente para pedir ayuda, pero hay que ser todavía más valiente para aceptarla”

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

- Últimas Entradas -

Viviendo con un maltratador, la historia de Raquel

“Al principio todo era perfecto. Lo amaba y confiaba en él al 100%. Nunca me imagine que nuestra historia acabaría así…
Cuando comenzaron las discusiones, no les di mayor importancia. Eran “peleas” normales de pareja…
Yo sufría, me sentía enferma e incluso tenía nauseas y dolores de estomago recurrentes, pero era como una adicción, no podía dejarle porque le amaba…”

Leer más »

¿Necesito ir al psicólogo?

La decisión de acudir al psicólogo es muy personal y no todo el mundo tiene claro si necesita o no ir al psicólogo. Puede que ni se le haya pasado por la cabeza la idea o qué tenga muchas dudas al respecto…
No todo el mundo necesita la guía de un psicólogo y no se es débil o se está loco por acudir a una consulta psicológica. En general, las personas acuden a nuestro centro buscando sentirse mejor consigo mismas y con sus vidas…

Leer más »

Los beneficios psicológicos de las vacaciones

Cómo nos gusta irnos de vacaciones, abandonar por unos días la rutina y desconectar de todo y de todos, dedicando unos días, solo y exclusivamente, a disfrutar y relajarnos. Ahora sabemos que las vacaciones son beneficiosas para nuestra mente y nuestro cuerpo, y ya no se consideran cómo una forma de excusarse del trabajo o vaguear. De hecho, hasta en las más grandes empresas se fomenta el cogerse unos días libres para disfrutar de las ventajas de las tres «D»: descansar, desconectar y disfrutar…

Leer más »

Metáforas sobre la psicoterapia

Las metáforas son herramientas muy útiles para los psicólogos porque nos ayudan a explicar conceptos complejos de manera comprensible para cada persona. Acercan los conceptos a las propias experiencias emocionales facilitando el recuerdo y la asimilación del aprendizaje.

En este artículo os dejamos 2 metáforas que hemos elaborado en terapia, para explicar la relación entre el psicólogo y su cliente durante la psicoterapia…

Leer más »

Bitah Psicología

  • Calle San Juan de la Cruz, 11. Ppal Dcha.
  • +34 644 71 80 97
  • bitahpsicologia@gmail.com

Contacta con nosotros

Copyright 2019 Bitah Psicología   

0 0 vote
Article Rating
error: El contenido esta protegido
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x