+34 644 71 80 97           bitahpsicologia@gmail.com

Superar un trauma psicológico

A lo largo de nuestras vidas viviremos situaciones dolorosas que nos dejarán huellas, algunas más visibles que otras. No podemos evitar ese sufrimiento, porque forma parte ineludible de la vida, pero si podemos aprender a afrontarlas, minimizando sus consecuencias negativas.

Trauma psicológico

Al vivir una situación difícil y dolorosa en la que percibimos una amenaza contra nuestra propia supervivencia todo es confuso. A nuestra mente le cuesta entender lo que ha ocurrido. Normalmente cada vez que vivimos una nueva experiencia, lo aprendido es como una pieza de puzle que entra a formar parte de nuestro puzle. Pero en el caso de un trauma, esa pieza no encaja en nuestro puzle y queda “suelta” provocándonos las consecuencias psicológicas negativas.

Tras un trauma aparece un periodo en el cual se procesa la experiencia vivida integrandola en el puzzle y se recupera la sensación de seguridad perdida después de vivir la amenaza. En esta etapa post-traumática, aparecen reacciones psicológicas normales como la re-experimentación, los problemas de memoria, la tristeza, los problemas para dormir o la hipervigilancia.

Después de esta etapa, pueden darse dos situaciones: primero, que se haya integrado la pieza en nuestro puzle, lo que implica que no habrá problemas psicológicos, aunque no se olvidará nunca lo vivido y sentido. O, segundo, que no se haya procesado adecuadamente lo vivido y la pieza de puzle queda “suelta” provocando la aparición de trastornos mentales como la depresión, la ansiedad, el trastorno obsesivo compulsivo… (Encuentra más información sobre los traumas psicológicos, sus causas y consecuencias en nuestro artículo)

Superar un trauma

Se suele utilizar la frase superar un trauma, como si nos refiriéramos a dejarlo atrás en el pasado y no acordarnos más de ese sufrimiento. Pero en realidad no se puede olvidar y si intentamos evitar su recuerdo estamos incrementando el dolor que vamos a sentir en el presente y futuro.

Por lo tanto, no es superar un trauma y dejarlo atrás, sino aprender a vivir con lo ocurrido y sus consecuencias: la pérdida de seguridad, el miedo a determinado lugar o la tristeza al evocar ciertos pensamientos. Consiste en encajar esa pieza en nuestro puzle, de tal forma que sea parte de las experiencias que nos hacen lo que somos.

Puede que no nos guste la idea, que prefiramos hacer como si nada hubiera pasado o simplemente esforzarnos en olvidarnos evitando todo lo que nos recuerde lo vivido… Pero todas estas estrategias solo incrementarán nuestro sufrimiento. Esa lucha constante con la situación traumática solo nos genera más dolor. Por lo que la aceptación (que no es resignación), el aprendizaje personal y centrarse en los valores individuales son la mejor solución para disminuir el sufrimiento.

Pasos para superar un trauma

Cada persona es un mundo diferente y cada una se enfrentará a su trauma de manera diferente, con sus propios recursos y estrategias de afrontamiento. Por lo que, los pasos que vamos a enumerar a continuación para afrontar una situación traumática son generales y se pueden aplicar en todos los casos. A partir de ahí, cada persona tendrá que hacer un esfuerzo individual, incluyendo, de ser necesario, la ayuda de psicólogos profesionales, para aprender a vivir con lo ocurrido.

1.Acepta la situación. Aceptar no significa resignarse, sino hacer las paces con lo ocurrido y dejar de luchar con ello. Cambiar el “esto no me ha pasado”… “no quiero pensar en ello”… “me duele pero puedo seguir adelante”

2. Expresa tus emociones y pensamientos al respecto. Cuéntaselo a alguien de confianza o a desconocidos que hayan pasado por situaciones similares, escríbelo en un diario, baila, pinta… Haz hincapié en lo qué pensaste y en cómo te sentiste. No dejes que los pensamientos y emociones negativas se acumulen en tu interior como una olla a punto de explotar. Libéralas y sácalas fuera para que no te envenenen.

3. Aprende y practica técnicas de relajación. Tras un trauma, nuestro nivel de activación es muy alto. Estamos dándole vueltas a lo ocurrido constantemente, vigilamos todo nuestro entorno en busca de peligros… Usa alguna técnica de relajación que te guste y te funcione para disminuir el nivel de activación.

4. Da forma a lo vivido. Muchas veces, la situación traumática en confusa y todo se entremezcla: los sonidos, los pensamientos, las sensaciones físicas… Es importante darles un sentido objetivo a los hechos, sin interpretaciones. Eso vendrá después. Un ejercicio que te puede ayudar es narrar lo ocurrido como si fuera una historia, en tercera persona y ciñéndote solo a los hechos.

5. Céntrate en tus valores. En vez de centrar tus esfuerzos en evitar todo lo que te recuerde a lo vivido, céntrate en tus valores: la familia, tu carrera profesional, ayudar a los demás, viajar, la naturaleza… Cada uno tiene sus propios valores, aquello que realmente quiere en su vida y le satisface como persona. Descubre los tuyos y vive según tus valores, en los buenos y en los malos momentos.

Ayuda psicológica especializada

Pedir ayuda es difícil, acudir al psicólogo es una decisión muy importante y un paso adelante hacia la vida que realmente quieres llevar. Se puede ir al psicólogo en cualquier momento, pero si estás sufriendo mucho y si ese dolor afecta a otros ámbitos de tu vida, como tu trabajo o tus relaciones es indicativo de que necesitas ayuda psicológica especializada que te guie en la dirección correcta.

Si quieres conocer como trabajamos los traumas en el centro Bitah, échale un ojo a nuestro artículo “Conoce cómo trabajamos y nuestra metodología”

Psicóloga Beatriz López G. Lázaro

A-03100

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

- Últimas Entradas -

Reducir el estrés diario es posible

Durante tu vida has hecho lo mejor que has sabido para vivir con ese estrés. Seguramente, algunas de las estrategias que has usado te han funcionado y otras no tanto. Estas últimas, incluso te han hecho sentir más estrés y malestar que al principio, y esto, es normal. Se debe a la propia trampa del estrés, que aparece cuando nos estresamos por estar estresados. Paradójico, ¿no?…

Leer más »

Superar un trauma psicológico

A lo largo de nuestras vidas viviremos situaciones dolorosas que nos dejarán huellas, algunas más visibles que otras. No podemos evitar ese sufrimiento, porque forma parte ineludible de la vida, pero si podemos aprender a afrontarlas, minimizando sus consecuencias negativas…
Se suele utilizar la frase superar un trauma, como si nos refiriéramos a dejarlo atrás en el pasado y no acordarnos más de ese sufrimiento. Pero en realidad no se puede olvidar y si intentamos evitar su recuerdo estamos incrementando el dolor que vamos a sentir en el presente y futuro…

Leer más »

Viviendo con un maltratador, la historia de Raquel

“Al principio todo era perfecto. Lo amaba y confiaba en él al 100%. Nunca me imagine que nuestra historia acabaría así…
Cuando comenzaron las discusiones, no les di mayor importancia. Eran “peleas” normales de pareja…
Yo sufría, me sentía enferma e incluso tenía nauseas y dolores de estomago recurrentes, pero era como una adicción, no podía dejarle porque le amaba…”

Leer más »

¿Necesito ir al psicólogo?

La decisión de acudir al psicólogo es muy personal y no todo el mundo tiene claro si necesita o no ir al psicólogo. Puede que ni se le haya pasado por la cabeza la idea o qué tenga muchas dudas al respecto…
No todo el mundo necesita la guía de un psicólogo y no se es débil o se está loco por acudir a una consulta psicológica. En general, las personas acuden a nuestro centro buscando sentirse mejor consigo mismas y con sus vidas…

Leer más »

Bitah Psicología

  • Calle San Juan de la Cruz, 11. Ppal Dcha.
  • +34 644 71 80 97
  • bitahpsicologia@gmail.com

Contacta con nosotros

Copyright 2019 Bitah Psicología   

0 0 vote
Article Rating
error: El contenido esta protegido
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x